Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/07/12

 

PL

El embargo de la Unión Europea (UE) contra las importaciones de petróleo desde Irán, ya tiene un impacto significativo al provocar una paralización de las ventas y obligar a los clientes asiáticos a reducir sus compras.

Las medidas de la UE, vigentes desde el 1 de julio, contemplan la finalización de los actuales contratos europeos para las compras de petróleo a Irán, así como la suspensión de los seguros a los tanqueros utilizados en el traslado del oro negro.
Se trata de una estrategia conjunta con Estados Unidos para presionar a Irán que cese su programa nuclear, al cual le atribuyen propósitos militares.
Los cálculos varían, pero los analistas sugieren que, en general, las exportaciones de petróleo iraní podrían reducirse hasta en un millón de barriles diarios, lo que significa 40 por ciento menos en comparación con el promedio de los niveles de 2011.
Sobre esa base también los ingresos por las ventas de crudo disminuyen, aunque por el momento no hay indicios de que las sanciones estén obligando a Teherán a replantearse sus actividades nucleares.
Esta medida de la UE supone un duro golpe para la economía iraní si se tiene en cuenta que el pasado año el 23 por ciento de sus exportaciones fueron para países europeos como Italia y Grecia.
Adicional a ese efecto negativo, está la prohibición que no permite a ninguna empresa europea ofrecer servicios financieros o de seguros para ayudar en la venta o transporte de petróleo iraní y sus productos derivados.
Ello significa que muchas líneas navieras cuyos seguros de buques están tramitados en Londres tendrán que buscar alternativas o finalizar por completo las exportaciones iraníes de crudo.
Paul Stevens, investigador del Instituto Chatham House en Londres, aseguró que toda la UE ha sufrido porque el anuncio del embargo generó de inmediato fricciones del precio en el mercado global.
Además la prisa de los importadores europeos para buscar proveedores alternativos aumentó los precios del petróleo de 10 a 15 dólares por barril.
Aseguró que sólo en las últimas semanas esa prima de embargo, empezó a bajar en la medida que aparecieron nuevos proveedores, y Arabia Saudita aumentó su producción.
La medida europea se suma a las impuestas por Estados Unidos para persuadir a los compradores más importantes del combustible iraní en Asia a que disminuyan tales relaciones comerciales, por lo cual ya China, India, Japón y la República de Corea redujeron sus compras en los últimos meses.
Más recientemente, Seúl anunció que no adquirirá ni un solo barril procedente de la nación persa a partir de este mes.
No obstante, otros especialistas como el abogado Nigel Kushner, del Whale Rock legal, consideran que las sanciones de la UE aunque afectan a Irán, no tendrán el efecto político deseado, pues en su opinión “le está saliendo el tiro por la culata”.
Su esperanza es que Teherán negocie, pero fracasó porque realmente su influencia es mínima frente al éxito relativo de Washington en convencer a los compradores del petróleo iraní a reducir sus adquisiciones y bajar el precio, argumentó.
Para Kushner el embargo estadounidense sí está perjudicando verdaderamente a Irán, mucho más que las medidas de la UE, porque reduce sus ingresos en moneda foránea.
De ahí que si el precio general del petróleo sube significativamente, el gobierno iraní podría exigir renegociar un precio más alto del crudo que vende, con lo cual también se elevarían las tensiones en la región.

Read Full Post »

 

Guillermo Navarro Jiménez (especial para ARGENPRESS.info)

1. El entorno del Presidente Correa tienen una percepción equivocada sobre el rol que podría jugar la oposición de lograr una mayoría en la Asamblea Nacional, puesto que presuponen que su acción se limitaría a derogar o a expedir leyes contrarias al proyecto político en marcha. Este percepción, sin lugar a duda alguna, es equivocada, puesto que olvida que en la actual coyuntura política de América Latina las Asambleas o Congresos Nacionales, controlados por la oposición, se revisten de una mayor agresividad política en los países progresistas de América Latina, al asumir como su principal objetivo político la destitución de los Presidentes, como lo demuestran fehacientemente los casos de Honduras y Paraguay.

La estrategia política resultante de la perspectiva equivocada antes mencionada, determina que el entorno presidencial, proponga y trate de blindar al Ejecutivo ante la eventualidad de que la mayoría de la Asamblea Nacional sea captada por la oposición y que emprenda en la tarea que presuponen los asesores de Carondelet: la derogatoria o la expedición de leyes adversas al proyecto político. Estrategia política que se limita, entonces, a demandar que se extienda el derecho al veto presidencial a la Ley Orgánica de la Función Legislativa, e incluso a las interpretaciones a la Ley, atribución privativa de la Asamblea Nacional, todo ello con el aval de la Corte Constitucional. Corte que no dudó un instante en desestimar el procedimiento establecido y aceptado por el Ejecutivo para la aprobación y puesta en vigencia de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, y, que previsiblemente tampoco dudará en adoptar una decisión inconstitucional respecto a la interpretación de las leyes, atribución que, como quedó dicho, es privativa de la Asamblea Nacional de acuerdo a lo que dispone el artículo 120, numeral 6 de la Constitución de la República, que estable entre las facultades de la Asamblea Nacional : “Expedir, codificar, y reformar y derogar las leyes, e interpretarlas con el carácter generalmente obligatorio”.
2. Las limitaciones de la percepción y de la estrategia expuestas en el numeral 1 inmediato anterior, sólo son explicables si se sustentan en otras percepciones erróneas:
a. La certeza de que Alianza País lograría mayoría en la Asamblea Nacional, por el impulso que generaría la candidatura triunfante del Presidente Correa; y,
b. El asumir que el objetivo central de la oposición será el derrotar al Presidente Correa.
Esas percepciones son equivocadas, puesto que la primera no reconoce el impacto que genera la campaña permanente de la oposición sobre la concentración de poderes; el desgaste normal que produce el ejercicio del poder; los efectos adversos que la política de confrontación produce sobre las capas medias de la población ecuatoriana; el equivocado tratamiento de las contradicciones con los ex aliados; las inconsultas e inadecuadas decisiones adoptadas, principalmente en el campo laboral, etc. Por lo que es absolutamente improbable que se replique la experiencia de la campaña anterior, en la cual la presencia del candidato Rafael Correa fue suficiente para lograr una mayoría en la Asamblea Nacional, cuanto más que el objetivo central de la oposición será el tratar de alcanzar la mayoría en la Asamblea Nacional, sea en forma concertada o no, dada la precariedad de presentar, por una parte, un candidato de consenso entre todas las fuerzas de oposición, y, por otra, la inexistencia de un candidato a la presidencia que tenga la fortaleza política y electoral del Presidente Correa.
3. Una percepción igualmente equivocada para el logro de una mayoría en la Asamblea Nacional, elaborada sobre la base de sondeos sobre el potencial electoral de los actuales asambleístas de Alianza País, es la convicción de que un recambio, salvando a no más de una docena de los actuales asambleístas, podría permitir alcanzar una mayoría en el legislativo. Percepción que ha conducido a una estrategia política igualmente equivocada: desarrollar una campaña por parte del Ejecutivo, en estos últimos tiempos, para desacreditar a la Asamblea Nacional y, dado el carácter general que ha asumido esa campaña, desacreditar incluso a los asambleístas de Alianza País. Estrategia equivocada puesto que desestima el importante aval político y electoral que determinados asambleístas disponen por su acción en el actual período legislativo, que incluso podrían ser decisivos a la luz de la aplicación del método de Hont aprobado en la última reforma al Código de la Democracia. En consecuencia, lo prudente sería adoptar una estrategia política que establezca diferencias entre los asambleístas de Alianza país, y, entonces, proceder a fortalecer e impulsar las potencialidades de los asambleístas mejor posicionados para la reelección de acuerdo a los sondeos. La estrategia de dar un tratamiento generalizado, común a todos los asambleístas, no fortalece la posibilidad de lograr un mayoría. Por el contrario, la debilita.
4. Es igualmente ineludible advertir que si la estrategia para el recambio antes mencionado, como parece ya caminar por la esfera pública de Alianza País, es la de no tener reparos para acudir a personajes de la farándula, deportistas destacados o dirigentes deportivos -como señala la propuesta ya difundida públicamente al dirigente del equipo de futbol de la Universidad de Loja-, se despreciaría, una vez más, la imperiosa necesidad de: fortalecer la precaria coherencia ideológica y política de Alianza País; y, de contar con una direccionalidad estratégica que, como lo hemos reiterado en varias oportunidades, es indispensable para enrumbar a la Revolución Ciudadana por los senderos de la transformación. Direccionalidad estratégica que sólo se alcanza durante el ejercicio del poder político, cuando existe coherencia ideológica y política entre todos quienes adoptan decisiones, tanto a nivel del Ejecutivo como de legislativo. Bajo esa premisa la percepción de que es posible logra una mayoría legislativa y mantener una direccionalidad estratégica en un colectivo dispar ideológico y político, se vuelve inviable, y, consecuentemente, también la transformación demandada por la mayoría del pueblo ecuatoriano.

5. Finalmente no podemos abstraernos de considerar que existe la posibilidad de que los movimientos tácticos y las estrategias antes observadas no sean productos de errores, sino de una acción premeditada para conformar una asamblea con un conjunto de rastacueros mudados de color: del amarillo socialcristiano, del azul conservador, del verde democratacristiano, del naranja socialdemócrata, del rosado del niño candidato, al verde limón de Alianza País, necesarios para crear condiciones propicias para el golpe final. De ser ese el verdadero objetivo político, desde ya podemos pronunciar un amén por la Revolución Ciudadana, cuanto más si continúa, entre otras, la baja del precio del petróleo propiciada por la acción cómplice de los países petroleros árabes socios incondicionales del imperio que se oponen a una reducción de la producción; si se mantiene la renuencia de las empresas mineras a firmar los contratos que proporcionarían recursos financieros por el pago anticipado de regalías, resistencia que parece mantenerse a pesar del ofrecimiento efectuado en Bogotá por parte del viceministro Auqilla de eliminar el pago del diferencial de precios, a pesar de que los minerales son recursos naturales no renovables, y como si no fuera previsible una persistente y acelerada elevación del precio del oro, del cobre, de los minerales radioactivos o de las tierras raras, por el alto ritmo de crecimiento y la consecuente creciente demanda de los países emergentes y de la hoy ya principal potencia mundial: la República Popular China. Confluencia ante la cual los sacrificios personales, la visión social del Presidente Correa serán insuficientes para continuar en este proceso de modernización y “humanización” capitalista. Insuficientes para conservar los sueños y ensueños de todos aquellos que creen que transitan por los senderos de la transformación del capitalismo.

Read Full Post »

 

MPU

Como dijéramos en nuestro comunicado del pasado 20 de junio: “Gracias a la presión popular en las calles, el presidente Ricardo Martinelli se vio obligado a retirar el proyecto de ley 486, por el cual pretendía rematar las acciones estatales de la industria eléctrica y telefónica, y suspender la imposición de sus títeres en la Sala V de la Corte Suprema de Justicia”.

No fue la primera derrota de Martinelli y su gobierno, pues antes el pueblo ngäbe-buglé y los obreros de Changuinola lo habían remecido varias veces, pero fue un golpe decisivo al intento malogrado (por ahora) de continuar en el poder otros cinco años.
En las últimas semanas el gobierno de “Cambio Democrático” había lanzado una ofensiva general para asegurarse la reelección en 2014, dentro de la cual estaba su intento de embolsarse 400 millones de nuevas privatizaciones, controlar por completo la Corte Suprema de Justicia y destituir a los Magistrados del Tribunal Electoral.
La movilización popular que ha permitido este sonado triunfo sobre la autocracia de Martinelli, no lo olvidemos, fue posible gracias a la convocatoria abierta y sin sectarismos de la Asamblea Ciudadana, de la Central General de Trabajadores de Panamá (CGTP) y de decenas de sindicatos y gremios que acudieron al llamado urgente del lunes 18 de junio. Esa tarde-noche, en la sala de reuniones de la CGTP, y luego de una multitudinaria manifestación que salió de la Iglesia del Carmen, decenas de activistas sindicales (entre los que se encontraban CONATO, sindicato de ETESA, COMENENAL, Sindicato de Periodistas, ULIP, etc.) se acordaron las movilizaciones masivas del martes 19 y miércoles 20 de junio que enterraron las maniobras del martinellismo.
Otros llamados a movilización que se hicieron para el jueves 21 de junio, por otras fuerzas populares, por más legítimos que fueran, eran tardíos y extemporáneos a la luz de los acontecimientos que se estaban desarrollando, pues de habernos atenido a esa fecha, las fuerzas oficialistas habrían logrado imponer su paquete de reformas en la Asamblea Nacional. Lo conveniente hubiera sido sumarse de manera unitaria a las movilizaciones del 18, 19 y 20 de junio, para fortalecer la presencia unitaria e independiente del movimiento obrero en esta lucha.
A la convocatoria abierta de la Asamblea Ciudadana y la CGTP acudieron los más conspicuos dirigentes de los partidos empresariales de las oposición, quienes también tenían interés particular en hacer fracasar la reelección de Martinelli, por razones obvias. Como dijera el MPU en el comunicado del 20/6: “los partidos empresariales de la supuesta “oposición” (Panameñista, PRD y PP), quienes pretenden sacar rédito electoral del movimiento, a ver si retornan al poder en 2014, pero que cuando han gobernado han actuado igual que Martinelli, pues son tan oligárquicas como él”.
La presencia de esos líderes burgueses fue tolerada bajo el entendimiento de que era necesaria la más amplia unidad de acción para derrotar el proyecto antidemocrático de Martinelli, sobre la base de que, como advirtieron diversos dirigentes sindicales, entre ellos los de COMENENAL, no confiábamos un ápice en su palabra y la unidad en las calles no implica el menor apoyo político electoral con gente con la que “no nos comemos ni un helado” (palabras reiteradas varias veces ese día por el Dr. Bernal).
Para asegurar ese entendimiento, de que los partidos burgueses no eran los legítimos convocantes de esa lucha, los líderes populares eligieron cinco dirigentes sindicales para coordinar las acciones callejeras del Frente en Defensa de la Democracia.
Sin embargo, es necesario reconocerlo como un error, que se debe evitar repetir, las manipulaciones de los medios de comunicación y cierta candidez de los dirigentes gremiales, permitieron que se diera la impresión de que quienes acudieron a la movilización del 20 de junio, éramos encabezados por políticos burgueses de esos partidos.
Hay que advertir que, de continuar el protagonismo adquirido por esos partidos en reuniones posteriores de ese frente, puede llevar a la desnaturalización del acuerdo original y a que sea utilizado el prestigio de los dirigentes sindicales y de la Asamblea Ciudadana para reencauchar a los desprestigiados políticos tradicionales.
Pero en el balance objetivo de los hechos conviene alejarse de dos extremos perniciosos para el movimiento obrero y popular: el sectarismo y el oportunismo. El sectarismo, que pretende descalificar a las fuerzas populares que acudieron a la movilización unitaria en defensa del patrimonio público porque supuestamente asistieron también los políticos desprestigiados. La historia panameña está repleta de ejemplo de luchas en la que la unidad de acción por una causa correcta, no implica apoyo político a esos partidos, como en las movilizaciones de FRENADESSO (2005) en defensa de la Caja de Seguro Social, a la que asistían los “opositores” de entonces.
Pero tampoco se debe caer en el oportunismo y la ingenuidad de confiar en la “vocación democrática” de las cúpulas del PRD, Panameñismo y Partido Popular, quienes al gobernar han impuesto medidas antipopulares a sangre y fuego contra el pueblo, han privatizado y son corresponsables con el actual gobierno de este régimen oligárquico y antidemocrático.
Como ejemplo de que esos oligarcas no han cambiado un milímetro, está su reciente declaración de que se oponen a toda reforma al Código Electoral para 2014. Ellos defienden un sistema electoral en el que los sectores populares estamos excluidos de participación para seguir repartiéndose entre ellos el erario público. Ellos son tan corruptos y antidemocráticos como Martinelli, lo único que los divide es quién reparte las barajas.
Por ello debemos estar alertas ante la maniobra en ciernes de los partidos oligárquicos de “oposición” de presentarse como un frente de supuestos “salvadores de la patria y la democracia”, contra el autócrata de Martinelli, para obtener el voto popular en 2014. La dirigencia sindical y de la Asamblea Ciudadana, deben cuidarse de no caer en una maniobra demagógica de este tipo, que es la que podría estar fraguándose. La única salvación del pueblo panameño sólo provendrá de un Movimiento Político Independiente de los sectores gremiales y populares. Toda otra ilusión es repetir los errores de los pasados 20 años, en los que el movimiento popular luchó en las calles, pero terminó votando por sus verdugos en las elecciones.
Como lo dijimos el 20/6, y venimos repitiendo desde 2005: “La tarea urgente del momento sigue siendo la necesaria construcción de un gran movimiento político de los sectores populares, que aspire a gobernar y levante un programa de reformas profundas del Estado panameño, que abarque desde el control de precios de la canasta básica hasta la real democratización de todos los órganos de gobierno”.
Lamentablemente, esa tarea se ve obstaculizada constantemente con el divisionismo, las poses vanguardistas y los intentos de descalificación de todos los activistas populares que no responden a determinadas líneas orgánicas. Los insultos reiterados contra la cacica Silvia Carrera, la más representativa, reconocida y genuina representante de las luchas populares de estos tres años, muestran el callejón sin salida al que está siendo llevado el movimiento popular panameño, para beneficio de la oligarquía y sus amos imperialistas. Es hora de cambiar esos métodos y apelar a una unidad popular fundada en el respeto mutuo. Sólo así evitaremos hacer el juego a los partidos oligárquicos de gobierno u oposición.
MPU: Movimiento Popular Unificado.

Read Full Post »

 

Carlos Miguélez Monroy (CCS)

Una de las más conocidas y grandes librerías españolas anunciaba, hace unas semanas, la venta de un lector electrónico “por sólo 119 euros”. Con la compra del eReader, el comprador se lleva gratis la descarga de La casa de los espíritus, de Isabel Allende, en formato eBook. También incluye el libre acceso al Diccionario de la Real Academia, la descarga gratuita de más de 60.000 libros en soporte digital, conexión Wifi, acceso a los libros desde otros dispositivos y “a la mayor comunidad de lectores de habla hispana”.

Al bucear en el buscador, sorprende la ausencia de autores como Albert Camus y Ernest Hemingway en el catálogo de narrativa en soporte digital. Aunque uno quisiera pagar por descargar obras de autores fundamentales del siglo pasado, tendría que comprárselas en soporte papel para poder leerlas porque no están en el catálogo.
Un libro de papel en edición de calidad puede costar más de 25 euros, como las novelas del autor norteamericano Jonathan Franzen, de más de 500 páginas. Sus obras no están disponibles en soporte digital y castellano. De Michel Houellebecq sólo se puede descargar El mapa y el territorio, que le dio el premio Goncourt, por 15 euros, cuando cuesta 20 en papel.
El consumidor no encuentra lo que busca en soporte digital, o los encuentra muchas veces a precios que en poco se diferencian a los de formato papel. De las descargas gratuitas, 30.000 están en inglés, 1.700 en francés, 1.100 en alemán… y menos de 300 en español, la lengua madre de la mayoría de los clientes. De no adecuar este catálogo al mercado local y poner a disposición del consumidor obras que cualquiera esperaría encontrar en una librería, se sentirán engañadas las víctimas de semejante operación de marketing.
Han proliferado sitios de descargas gratuitas, muchos de ellos con limitaciones similares a las de grandes negocios en Internet. También se han creado sistemas alternativos llamados peer to peer, persona a persona, que comprometen cada vez más al usuario ante el endurecimiento de las leyes contra las descargas ilegales. Algunos expertos las desafían al argumentar que no se trata de descargas con fines comerciales, sino de nuevas formas de compartir cultura con personas de afinidades similares. El usuario cuelga sus obras escaneadas para que otro usuario las descargue. Muchos escritores y artistas se oponen con el argumento de que nadie pagará por sus productos, de los que dependen para subsistir.
Dentro del mundo de la cultura hay quienes piden que los precios del mercado se adapten a la economía del público y a la demanda real, y que se pongan en marcha sistemas inteligentes de compra de música, películas, series o libros. Las tecnologías podrían facilitar este proceso si las productoras y distribuidoras se adaptaran a la realidad de eReaders, Tablets y de otros aparatos con conexión a Internet para la descarga de sus productos.
Hay personas dispuestas a pagar un precio razonable por ellos, y quizá lo harían incluso quienes se han acostumbrado a una cultura de la gratuidad. Pagarían un precio justo por lo que compraran, cosa que no ocurre ahora con la música, las películas y los libros, quizá por un poder excesivo en manos de intermediarios que aún controlan el mercado al encargarse de promover a los artistas en sus campañas, giras, conciertos y lanzamientos al mercado. Muchos artistas ya asumen esa promoción por medio de community managers que difunden sus campañas por blogs, páginas web y redes sociales como Facebook y Twitter, o utilizan MySpace para compartir algunos materiales de forma gratuita y darse así a conocer.
El derecho de las personas al acceso a la cultura no obliga a los artistas a regalar el fruto de su trabajo. Pero el derecho de los artistas a una contraprestación por su producto tampoco justifica abusos de campañas engañosas de marketing a manos de intermediarios que controlan el negocio y mantienen los mismos precios. Se pone una carga excesiva sobre el cliente, obligado a elegir entre desentenderse del mundo de la cultura, en detrimento de la sociedad, y buscar maneras de darle la vuelta al sistema. Se puede aprovechar tanta tecnología para facilitarles la vida a las personas y cumplir con la “ley de la oferta y la demanda” que muchos mercaderes se saltan aunque luego digan defenderla.

Carlos Miguélez Monroy es periodista.

Read Full Post »

Dick Emanuelsson (ANNCOL, especial para ARGENPRESS.info)

Trascripción: Ingrid Storgen

“La Marcha Patriótica y su irrupción es importante, tanto para mí como para los analistas políticos. La Marcha cambió el tablero político del país. La fuerza, el compromiso y el número de personas que se movilizaron pusieron en alerta a las élites políticas. Elites que por largos años han ahogado la protesta ciudadana, el derecho del pueblo a reclamar sus derechos que han debilitado vía la eliminación política o física de la oposición”.

“Yo creo que ni siquiera en la época española puede decirse que hubo un saqueo tan brutal de las riquezas naturales como la que se está dando en este momento”.
Son las palabras de Piedad Córdoba. No necesita ninguna presentación, solo se reduce en dos palabras; luchadora incansable.
Foto: Piedad Córdoba
Es amada y odiada. No puede ser de otra forma por que tiene identidad política. Y en un país con las desigualdades entre las clases sociales tan marcadas como en Colombia, los pobres se identifican con ella y los representantes del enemigo antagónico, es decir la oligarquía, tienen la posición contraria.
La entrevisté en un hotel de Caracas en donde se había refugiado por unas semanas debido a que las amenazas de muerte va en ascenso. No es para sorprenderse por que el pueblo colombiano esta levantándose, tomando más conciencia y organizándose en el descomunal movimiento popular; La Marcha Patriótica.
Y ahí esta “La Negra”, como la llaman cariñosamente a Piedad, encabezando marchas y manifestaciones campesinas, participando haciendo paz cuando las masas rodean a los militares que no viene con leche y arroz sino con bloques y cementos para construir bases de guerra, utilizando la población civil como escudos humanos en contra el Derecho Humanitario Internacional, DIH.
Pues con Piedad conversamos una mañana temprano en Caracas sobre éstos u otros temas:
* * *
Dick Emanuelsson (DE): Estoy muy feliz de encontrarme con la compañera Piedad Córdoba, una verdadera luchadora. Hace un año aterrizó en Tegucigalpa junto con el derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya y allí fue muy bien recibida, compañera del pueblo hondureño en lucha contra el golpe de estado.
Cuéntanos, Piedad, ¿cómo ves hoy a Colombia, después de dos períodos de Álvaro Uribe en la presidencia y ahora con el presidente Juan Manuel Santos al que algunos políticos en el mundo, sobre todo de la derecha, consideran como apóstol de la paz? ¿Cuál es la realidad de estos momentos, cómo puedes describirla para la comunidad internacional?
Piedad Córdoba (PC): Primero quiero darle las gracias porque su presencia en Colombia ha contribuido desde una mirada crítica, alternativa y constructiva a mostrarle al mundo la realidad que vive el pueblo colombiano. Me sonrojo un poco al recordar lo del viaje a Honduras, porque todo lo que se hizo allí es similar a lo que estamos haciendo en Colombia. Se afirma que se están buscando acercamientos para la negociación política y que hay interés en la paz. Estas afirmaciones no se corresponden con la política de quebrar la unidad de sectores sociales y populares que están demandando y exigiendo mejores condiciones de vida y oportunidades para el goce efectivo de sus derechos, o con la política de inversión extranjera y entrega de la riqueza minera y petrolera a las grandes multinacionales o con los tratados de libre comercio que han sido negociados en detrimento de sectores de la producción nacional y del desarrollo rural.
Foto: Piedad Córdoba en el regreso a Honduras junto con el derrocado presidente Manuel Zelaya el 28 de mayo de 2011 que fue recibido por centenares de miles de hondureños.
El modelo exportador
Estamos asistiendo a la reprimarización de la economía. ¿Qué es la reprimarización de la economía?, es la importancia que han recuperado los sectores primarios de la economía en los últimos veinte o treinta años. Estos sectores primarios son el grupo de ramas de actividad encargadas de la producción de materias primas, productos básicos) y los bienes intermedios poco elaborados. Hoy nuevamente estamos recorriendo el camino del modelo exportador que con tanta dificultad se ha tratado de dejar atrás. Si se analizan detenidamente las estadísticas de casi todos los países de la región se puede ver que en la última década las exportaciones se han concentrado en las materias primas y productos poco elaborados.
Para darle vida a ese proyecto económico se necesitan figuras como como la de Juan Manuel Santos, que de la noche a la mañana tienen la capacidad de mimetizarse y de hacer creer que todo lo que han hecho en el pasado se puede olvidar fácilmente y que no tienen responsabilidades como integrantes de las élites políticas y económicas en las desigualdades y exclusiones que se viven en la región. Figuras o gobernantes que dicen tener un compromiso con la eliminación de la pobreza pero a través de políticas fiscales, de flexibilización laboral, privatización de los derechos, tratados de libre comercio, entre otras, contribuyen a incrementar las desigualdades.
Pero afortunadamente el péndulo en América Latina no oscila en una sola dirección hay muestras de que se avanza con paso firme en la eliminación de las desigualdades, en el quiebre a la hegemonía de los países del norte y en el fortalecimiento de la unidad suramericana. Uno no se imaginaría hace diez años escuchar un discurso como el de Cristina Kirchner en Naciones Unidas, en la Comisión de Descolonización. Planteando la necesidad ética y la urgencia de que las Malvinas se reviertan hacia quienes pertenece, la Argentina. Y es el mismo caso de lo que pasa en Puerto Rico. Estas realidades nos permiten tener la esperanza que es posible construir una América Latina solidaria, democrática, justa y humana.
Uribe sentó bases
Yo creo que ni siquiera en la época española puede decirse que hubo un saqueo tan arrasador de las riquezas y los recursos naturales como la que se está dando en este momento. Lo que pasó en Suramérica, en el período de la colonización está ocurriendo nuevamente como lo afirmé anteriormente vía la reprimarización de la economía; por ejemplo, la creciente reprimarización de la economía colombiana, la hace cada vez más vulnerable a factores externos, dada su dependencia con respecto a la producción y exportación de productos primarios (petróleo, carbón y ferroníquel, especialmente). Por supuesto, Uribe sentó bases a través de leyes y de un régimen que ahogó la protesta ciudadana y la exigencia de sus derechos, pero el presidente Santos está haciendo el trabajo de filigrana para fortalecer y reorientar un modelo político y económico que no tiene la capacidad y no tiene la voluntad política para redistribuir poder, ingreso, riqueza y servicios y existe un estrategia que se fundamenta en los terratenientes mediáti
cos que son los dueños de los medios de comunicación que voltean el imaginario de la sociedad y que en muchos casos dan a conocer que están haciendo las cosas bien, cuando lo que se está haciendo es algo tan vergonzoso como el saqueo por parte de las multinacionales.
La transnacionalización de las minas
DE: Vimos justamente un artículo antes del artículo del periodista de Jorge Salgado (Chocó 7 Días), donde muestra que hay 25 trasnacionales que han solicitado 434 títulos para explotar los recursos naturales solamente en el departamento de Chocó, de donde además se saca 28 toneladas de oro de las 56 que Colombia produce por año.
PC: Valdría la pena mirar la estrategia de la locomotora del desarrollo minero y petrolífero una de los pilares del plan de desarrollo del Presidente Santos. Porque no es solamente en el Chocó, sino también en Buenaventura y en otras regiones del país. Y esto es verdaderamente denigrante. Recordemos lo que pasó con el río Dagua fue modificado su curso y con ello se atentó contra la naturaleza y la calidad de vida de los habitantes de la región. La Corte Constitucional se pronunció sobre esta situación a través de la Sentencia No. T-243/94 en la cual se protegía el derecho al ambiente sano y el derecho a la vida; la realidad hoy en día es otra: la miseria, la falta de fuentes de empleo y un entorno ambiental destruido.
Es un hecho que empresas que se encuentran explotando los recursos naturales y dándole vida a la reprimarización de la economía están apalancadas por el paramilitarismo; por ejemplo, en la investigación que se hizo para el programa sobre explotación minera de Causa Justa, (programa en Telesur, dirigida por Piedad), se pudo observar el vínculo de paramilitarismo en la zona del río Dagua y en el sur del país, allí los dueños de las retroexcavadoras son paisas (nombres por ciudadanos del departamento de Antioquia) notoriamente paramilitares. Este apalancamiento con el paramilitarismo crea un ambiente de miedo e incertidumbre que obliga a los habitantes de la región a desplazarse o entregar su territorio a cambio de nada. Pero todo proceso social y político genera resistencias y movilización y en Colombia los habitantes de estas regiones se están movilizando y están resistiendo heroicamente a la aplanadora de las multinacionales para la extracción de nuestra riqueza y de nuestro patrimonio.
La crisis humanitaria y de derechos humanos que viven pobladoras y pobladores de estas regiones tiene sus raíces en la pobreza y la exclusión como resultado de la ausencia del Estado para garantizarles el goce efectivo de sus derechos y el cumplimiento de los acuerdos internacionales en esta materia. Existen otras realidades que incrementan el riesgo de las comunidades y que agudizan el conflicto armado como la insuficiente legislación y programas que protejan los derechos de los poseedores de la tierra, los retrasos en el reconocimiento de las titulaciones colectivas de las comunidades afro descendientes. Estas cruentas realidades se quieren ocultar en lo nacional y lo internacional aduciendo que el desastre humanitario y de derechos humanos “se debe a las FARC o a la insurgencia en general”, incluso a los luchadores de movimientos sociales.
Lo reitero nuevamente las comunidades no están pasivas frente a esta situación resisten, se movilizan, exigen, denuncia, crean redes, tejen lazos de solidaridad y apoyo en lo nacional e internacional para enfrentar este saqueo crónico
Marcha Patriótica la nueva alternativa popular
DE: La expresión popular, como pudimos ver el 23 de abril pasado cuando se encontraron en Bogotá más de 100 mil personas que habían estado discutiendo sobre la situación económica, social y política durante cuatro días, a la que se le fue sumando gente que llegaba de todo el país, la reacción por parte del estado fue la de acusar, como siempre hacen, que toda esa gente estaba influenciada por la insurgencia.
PC: Es muy esperanzadora la Marcha Patriótica, como lo es el Congreso de los Pueblos, la Minga Social, la resistencia de pobladores y pobladores para impedir el despojo de sus tierras y la movilización de los estudiantes por el derecho a la educación, entre otras expresiones de movilización, exigencia y protesta todas ellas son una luz en el camino.
Volviendo a la Marcha Patriótica su irrupción es importante, tanto para mí como para los analistas políticos. La Marcha cambió el tablero político del país. La fuerza, el compromiso y el número de personas que se movilizaron pusieron en alerta a las élites políticas. Elites que por largos años han ahogado la protesta ciudadana, el derecho del pueblo a reclamar sus derechos que han debilitado vía la eliminación política o física de la oposición.
Es ahí en la fuerza, en el potencial de movilización y de construcción de alianzas y concertaciones entre diversas y variadas expresiones de organizaciones sociales y políticas, donde se centra el temor de Santos y de las élites a las que pertenece, así como el de los aparatos criminales y de la ultraderecha que Uribe representa en el contexto nacional e internacional.
El “fantasma de las FARC-ETA”
Al constatar la magnitud de la movilización no solo por el número sino por su fuerza y la diversidad de participantes las estrategias utilizada por el gobierno, las élites y los medios de comunicación fue recurrir a viejas formas creando dudas y colocando en entredicho la capacidad de movilización de hombres, mujeres, niñas, jóvenes, campesinos, indígenas, afro descendientes, estudiantes, líderes. A las 3 de la tarde estaba llena la plaza de Bolívar como no se veía desde hace muchísimos años. Y la par que registraban con imágenes la movilización tanto en la radio como en la televisión se decía: ¿de dónde provenían los recursos para la movilización? ¿Si venían de la ETA o de las FARC?
El miedo de las élites radica en la capacidad del constituyente primario de levantarse, movilizarse y disputar poder político, social y económico. Pero por supuesto, se tenía que recurrir al hostigamiento, la persecución y el señalamiento.
En la misma semana de realizada la Marcha desaparecieron a dos personas en el Putumayo, comenzaron hostigamientos fortísimos a gente de diversas regiones.
Otro ejemplo de estas prácticas es que antes de la Marcha se había avanzado en la constitución de varias reservas campesinas, a los 8 días de pasada la Marcha dijeron que desconocerían los poderes reconocidos hasta el momento. El hecho trascendental es que la Marcha Patriótica contribuyó a modificar el tablero político y colocó en el quehacer político a jóvenes, campesinos, indígenas, mujeres e incluso a algunos empresarios que participaron en ella, estos hechos generan temor en las élites y desestabilizan a sectores de la izquierda que se quieren reacomodar.
Movimiento creado desde las comunidades
DE: Digamos que ¿la diferencia entre el Polo Democrático y la Marcha Patriótica es que la última ha surgido desde la base de las comunidades, de las grandes masas en Colombia que sufren el modelo y no desde el congreso?
PC: Te voy a responder con una frase, de un pintor cubano cuando estuvimos haciendo Causa Justa sobre el sistema artístico de Cuba, Choco, así se llama, dijo: “Lo que pasa es que ahí hay pueblo”.
Y aquí marcha el pueblo, la ciudadanía que desea emanciparse, que tiene como propósito ampliar el marco de la democracia y de la justicia social. Es la gente sencilla y organizada desde la base, es la gente que pierde el miedo, que revive la esperanza, que creo en su fuerza y en su capacidad de transformar su entorno. La gente que todo la ha perdido, pero también la gente que tiene compromiso con la causa de la justicia, con la construcción de la paz. Para decirlo muy sencillo es la confluencia de deseos, necesidades, compromisos, rebeldías y posturas éticas y políticas para transformar la receta, para tener un buen vivir en este mundo como dicen los pueblos indígenas, porque todos y todas estamos convencidos que nos merecemos un presente y un futuro con justicia para todos y para las generaciones futuras.
Hay un cambio en la mentalidad de amplios sectores de la población colombiana no quieren y no desean que otros definan por ellos, que les marquen su destino. Quieren ser dueños de su destino y un paso es la movilización, la organización, la construcción de propuestas, la concertación amplia y pluralista. La mejor forma de ilustrar lo que esta pasando es Colombia es con una cita de Michel Foucault: “Si las sociedades se mantienen y viven, es decir, si los poderes no son en ellas absolutamente absolutos’, es porque, tras todas las aceptaciones y las coerciones, más allá de las amenazas, de las violencias y de las persuasiones, cabe la posibilidad de ese movimiento en el que la vida ya no se canjea, en el que los poderes no pueden ya nada y en el que, ante las horcas y las ametralladoras, los hombres se sublevan”.
Foto: 1500 familias campesina en el municipio de Miranda, Cauca, exigen desde tres meses que el ejército se retire de la región por convertir a la población a un blanco militar.
“La gente se está enfrentando al Ejército”
Estoy convencida que no va a pasar lo de la Unión Patriótica (UP) porque la gente está haciendo lo que hizo el Ejército Libertador, cuando cruzaron el Páramo de Pisba, descalzos, con palos, los desarrapados, los pobres. La gente se está enfrentando al ejército, a la policía sin nada. Esta dispuesta a no permitir que se continúen tomando decisiones sin su voz.
Desde la dirigencia comprometida ética y políticamente con la causa de la justicia y con la democracia, estamos saliendo a acompañar a la gente y le perdimos el miedo a la cárcel porque estamos encarcelados en la miseria, la pobreza, el desarraigo, pero sobre todo en la indignidad.
Por eso un movimiento como la Marcha o como el Congreso de los Pueblos, son poderosos porque tienen la fuerza y las ganas como lo he afirmado de cambiar el rumbo de la historia de este país. Estamos avanzando, no solo a través de la movilización y la denuncia sino construyendo poder colectivo con capacidad de exigir y de proponer alternativas que transformen las injusticias. Vamos a ganar autoridad, reconocimiento y legitimidad y tendremos que ser escuchados por las élites y por el gobierno. Tenemos que avanzar sin vacilaciones en la búsqueda de la verdad, en la investigación y la sanción de los crímenes y la violación a los derechos que se han cometido en el país a nombre de las instituciones y la paz; se tiene que saber quienes son los responsables del paramilitarismo en Colombia.
La Marcha Patriótica, el Congreso de los Pueblos, la Mane, la Minga Social, el movimiento de mujeres, entre otras expresiones sociales y políticas están evidenciando que hay relevo generacional, que los indígenas de hoy no son los indígenas de hace 20 años, ni las mujeres son las mismas mujeres. Los sindicatos como apéndices del empresariado han dejado de surtir efecto y surgen nuevas identidades y subjetividades sindicales que se movilizan y construyen nuevas formas de organización. Le pongo ejemplos concretos; los del Cerrejón (mina de carbón en el norte), que dicen a mi no me representa este sindicato. Pacífico Rubial, en Puerto Gaitán, es el sindicato que se levanta y lo hace acompañado de la comunidad y acompañado por los estudiantes.
O sea, son otras dinámicas. Por eso le digo que Marcha Patriótica y seguramente otras organizaciones vamos a confluir. Estemos seguros que vamos a llegar al poder y no creo que la travesía sea tan larga.
Santos-uribe-venezuela y Estados Unidos…
DE: Tu hablas de Santos y de Uribe que tienen una pelea tremenda pero en el fondo pertenecen a la misma clase social. ¿Cómo se explica entonces esa pelea, por ejemplo respecto a Venezuela? Santos habla de muy buenas relaciones con el estado venezolano, con el presidente Chávez mientras Uribe habla del dictador, de la dictadura que ha instalado el gobierno de Chávez. Además Colombia está ocupada militarmente por siete bases militares norteamericanas, la IV Flota está patrullando ambas costas y sabemos que allí también está el Pacto del Pacífico que va desde México en el norte, hasta Chile en el sur, donde gobiernan partidos de extrema y de moderada derecha.
PC: En relación con sus preguntas, Santos y Uribe no tienen la misma procedencia de clase, Santos procede de la élite bogotana que tradicionalmente no solo han tenido poder económico sino también político. La familia Santos ha influido de manera decisiva en los destinos de este país, él y su familia hasta hace poco eran los dueños de uno de los principales diarios del país el Tiempo, es la élite ilustrada de “de buenas formas”, educado en los colegios de élite con múltiples oportunidades. Heredero como en las monarquías del poder político y económico de su familia. Uribe procede de una clase media en ascenso vinculado con el sector campesino medio, le ha tocado escalar posiciones y los privilegios que ha obtenido han sido gracias a que es portador de los intereses políticos y económicos de sectores medios que no están dispuestos a perder el estatus quo y para ello valen todas las formas de lucha. Esto no significa que Santos no este comprometido con mantener los privilegios y la concentración de poder y riqueza. En este punto se encuentran y refuerzan sus alianzas. Lo que esta en pugna entre los dos es cuál es el polo de poder que dirige los destinos del país. Los une la estrategia de reprimarización de la economía, la concentración del poder en un régimen presidencialista, el privilegiar los intereses grupales o personales sobre los intereses de la nación. Tal vez las distancias además de pugna de poderes son por que Santos representa en alguna medida un maquillaje a la democracia y Uribe no maquilla, las personalidades juegan también en el quehacer político.
Su pregunta acerca de las posturas de Uribe y Santos con Venezuela, no se puede olvidar que en el gobierno de Uribe, el presidente Santos fue enemigo acérrimo del Presidente Chávez. En este período Santos contribuyó de manera decidida a tensionar las relaciones entre los dos países. ¿Por qué el cambio? Al llegar a la presidencia Santos, se dio cuenta que Colombia estaba aislada en el contexto de América del Sur, y creo tiene conciencia que el presidente Chávez juega un papel importante en las dinámicas políticas y económicas latinoamericanas; pero también existe unos intereses económicos con Venezuela. Es decir, Santos en lo interno tenía que disminuir la tensión con Venezuela, principalmente por la presión de los gremios económicos y en lo internacional no podía continuar aislada.
Le voy a explicar más claro; el señor Sergio Jaramillo Caro, que es ahora el prohombre de la paz (Alto Consejero de Seguridad Nacional), fue el que sacó los computadores de Reyes. Bueno, él interpretó la información de acuerdo a sus intereses y luego vendió la información a los ingleses, a una ONG británica (el Instituto de Investigación para Estudios Estratégicos, IISS) una organización que precisamente no se destaca por la defensa de los valores democráticos.
La interpretación de la información por esta ONG trata de reforzar mediáticamente la relación de Chávez con la insurgencia a través de la supuesta protección que les brinda y mi supuesta vinculación con ella. La pregunta lógica es: ¿Sí Chávez, el nuevo mejor amigo de Santos, porqué el interés del gobierno vía terceros de reforzar una interpretación de una información que ha sido cuestionada por las autoridades que tienen responsabilidades en las investigaciones?
Foto: Estados Unidos tienen siete bases en Colombia, entregadas por Uribe & Santos. El arquitecto del Plan Colombia, Paúl Coverdale, senador republicano de Estados Unidos, fue el primer ponente del Plan Colombia en el Senado de los Estados Unidos, en 1998 y dijo la verdad: “Para controlar a Venezuela es necesario ocupar militarmente a Colombia”.
La militarización de la sociedad colombiana a través de varios mecanismos corresponde a la visión de seguridad que se ha venido imponiendo en el mundo luego del 11 de septiembre. Algunos países habían avanzado en un enfoque de seguridad asociado a temas como la garantía y goce efectivo de los derechos entre ellos el derecho al desarrollo y después de esa fecha con el trabajo que realizó Estados en cabeza de Bush se consideró que la seguridad centrada en la defensa del Estado que estaba siendo amenazado por el terrorismo. Y se combinaron defensa del Estado por el terrorismo y la política antinarcóticos. Bajo el pretexto de la lucha al terrorismo las justas causas de los pueblos para exigir a los Estados condiciones dignas de vida, vigencia de los derechos humanos y condiciones efectivas para su goce son consideradas acciones terrorista, también son catalogadas bajo esta nominación la toma de las calles, la divergencias con el pensamiento hegemónico. Pero lo más grave de esta visión de seguridad es considerar que es vía la utilización de la fuerza y las armas que se logra la tramitación de los conflictos. Asistimos también a cambios sustanciales de los valores éticos.
Por ejemplo, el señor presidente Santos cuando era Ministro de Defensa exhibió la mano de (Iván) Ríos (comandante guerrillero) como si fuera un trofeo ¡cuando era la mano de un ser humano!, una mano yerta.
Ahí no importa si era guerrillero o no o celebrar la baja en combate del Mono Jojoy o de los guerrilleros. Una sociedad que cambia radicalmente sus valores éticos que celebra con alborozo la mutilación o la muerte de sus contradictores es una sociedad que perdió su horizonte ético y progresivamente se deteriora la condición humana.
La presencia de marines gringos, de expertos, de asesores, como afirme corresponde a la visión de la seguridad en la cual el centro es la defensa del Estado y no las personas y a la estrategia de Estados Unidos de no perder su hegemonía política y económica y Colombia es un país geopolíticamente estratégico para la intervención a cualquier país de la región.
Nuevas leyes ¿al servicio a la paz o la guerra?
DE: ¿Cómo podemos analizar las últimas leyes como la Ley de tierras, la Ley de Víctimas, ese marco jurídico para una supuesta desmovilización de la insurgencia? ¿Cuál es el mensaje que Santos quiere meter en ese debate, en el debate del Fuero Militar? ¿Qué lectura harías sobre la posición de la insurgencia sobre todo el tema de la entrega de las armas?
PC: Las últimas leyes que enunciaste tienen propósitos políticos y económicos. Para el logro o aprobación de estas leyes Santos diseño la estrategia de la Unidad Nacional que es una especie de Frente Nacional (el bipartidismo histórico colombiano), Mesa Nacional por ejemplo que no se ha interesado en depurar las prácticas políticas o en combatir la corrupción y el clientelismo.
En el caso de la ley de Víctimas o la Ley de restitución de Tierras, si bien es cierto se reconoce la existencia del conflicto y que el Estado Colombiano tiene una deuda con las víctimas. Tiene vacíos por ejemplo en la restitución de tierra como: la iinamovilidad de la estructura agraria, no se reconoce por ejemplo el conflicto en zonas como los valles interandinos y sólo se trata de restituir derechos de propiedad; la legalización de la concentración de la propiedad rural al buscar delimitar el horizonte de víctimas del destierro y “naturalizar” la desposesión de millones de colombianos del acceso a la tierra, así como promueve las economías de enclave de tipo agroexportadora a partir de los programas de industrialización del campo y el límite temporal que se ha definido para la reclamación de derechos.
En el caso de una persona que desee la restitución de sus tierras despojadas, la ley fijó un límite temporal a partir del 1 de enero de 1991, lo cual significa que quienes quieran solicitar restitución de tierras por eventos ocurridos en fechas anteriores, no podrán hacerlo. Este límite creo vulnera el derecho a la igualdad por que cual es el criterio para definir que las víctimas anteriores a esta fecha no pueden reclamar restitución de su tierra despojada. Un obstáculo para la restitución de tierras es que se restituye la propiedad pero no el usufructo de ella; por ejemplo, en un predio a restituir y que en la actualidad tiene producción de palma africana, el dueño de la plantación paga un arriendo por la tierra pero el poseedor de ella no tiene ganancias sobre la producción de la misma.
La discusión acerca del fuero militar busca, dicen sus impulsores, colocar en concordancia el derecho penal nacional con el derecho internacional humanitario. Presumiendo que el derecho internacional humanitario permitiría en la guerra matar a no combatientes o interrogar a civiles por militares, conductas que las normas nacionales consideran delito y que esta reforma quiere despenalizar. Con esta propuesta se abre una tronera a la Constitución del 91. Se busca tranquilizar a quienes fueron los operadores de la muerte. Porque finalmente las condenas del Palacio de Justicia por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y por la Masacre de Mapiripan donde están involucrados militares que hicieron parte del gobierno de Uribe y muy cercanos a Santos, quedarían minimizadas y abrirán paso a la impunidad.
¿Y el marco jurídico para la paz para que en un proceso de negociación? No estoy muy segura de su utilidad pero me voy a referir a un gran obstáculo, el determinar que por medio de una ley estatutaria el Congreso regulará cuáles delitos serán considerados conexos a los delitos políticos, es inadmisible que se desnaturalice del concepto de delito político.
El reportero francés y la realidad colombiana
DE: Vemos que el panorama en Colombia es preocupante pero vemos también que hay una semilla de esperanza y, como decía el reportero francés, hay que ver el conflicto desde todos los ángulos. Sabemos que esa declaración le salió muy mal a los sectores que trataron de ocultar la situación. Pero nosotros tenemos el deber de transmitir la realidad.
PC: El gobierno y precisamente Santos, lleva a cabo una estrategia muy fuerte de aislarnos a todos los que estamos apoyando los derechos humanos, los que estamos en contra de la miseria, haciendo una campaña diplomática por todo el mundo para que muchos sectores, o gobiernos, o países amigos corten la intercomunicación y los apoyos a organizaciones que han venido trabajando con las víctimas.
Mire lo contradictorio el reportero francés afirmaba que el conflicto colombiano no es conocido en su real dimensión por la ciudadanía y por los Estados; sin embargo el presidente francés a los 5 minutos de haberle devuelto a Langlois, afirmo: “yo no me meto en el conflicto colombiano”. Esta respuesta implica una incidencia del gobierno colombiano para evitar el acompañamiento internacional en la búsqueda del diálogo político.
Si bien la estrategia del gobierno en lo internacional es minimizar el impacto del conflicto armado, aunque a diferencia del gobierno anterior lo reconoce, no permitir que se conozca la voluntad que ha expresado la insurgencia de hablar de paz y de la necesidad de buscar una salida política al conflicto armado y restarle importancia o ignorar las iniciativas que desde la sociedad se gestan para contribuir a la búsqueda de caminos de paz. Le decía, que si bien existe esa estrategia también existe la voluntad indeclinable de la Marcha Patriótica, del Congreso de los Pueblos, de la Mane, de la Izquierda Liberal en Marcha, de Iniciativas de paz desde la base, de organizaciones de mujeres, de indígenas, campesinos de continuar denunciado en el ámbito internacional y nacional el impacto del conflicto armado en la vida de pueblos, hombres, mujeres, niñas-os y jóvenes y en los territorios de comunidades afro descendientes y pueblos indígenas. Seguiremos ejerciendo nuestro derecho a la paz y nuestro de deber en su búsqueda, derecho consagrado en la Constitución del 91. Continuaremos a pesar de las adversidades y obstáculos en las acciones de cabildeo e incidencia en el ámbito internacional para que nos acompañen y apoyen en la búsqueda de la negociación política. El vivir la guerra nos da el derecho a contribuir en la construcción de la paz y la negociación política del conflicto armado es un paso necesario por supuesto no suficiente.
Y en esto la labor que hacen periodistas comprometidos como Usted son muy importantes, porque son las ventanas de opinión pública que quedan para las y los luchadores sociales, para los dirigentes y a para quienes el país estamos, no solamente resistiendo, sino decididos a transformar el tablero del ajedrez político del país
DE: Justamente ambos somos catalogados como “ideólogos de las FARC” cuando fuimos víctimas del escándalo de las chuzadas del DAS y de los seguimientos. Y tu vida corre serio peligro por las amenazas contra tu persona, es muy grave en estos momentos.
PC: Yo digo como dice el poeta en el caso de las amenazas no solamente mía, “vendo mi vida, juego mi vida, de todas maneras la llevo perdida”.
Video de la Entrevista a Piedad CórdobaVimeo:
Notas:
“Supuesto aporte guerrillero”
Informe fue elaborado por espías ingleses y de Estados Unidos
La denuncia de nexos entre las FARC y el Gobierno de Ecuador fue emitido por agentes secretos allegados a George W. Bush y Tony Blair. Por El Telégrafo.

http://www.telegrafo.com.ec/index.php?option=com_zoo&task=item&item_id=4655&Itemid=2

Read Full Post »

 Pablo Stefanoni (BRECHA)

En 2008 un obispo de la combativa región de San Pedro -sede de importantes luchas campesinas- llegaba a la presidencia de Paraguay mediante la Alianza Patriótica para el Cambio. Aprovechando una fuerte división dentro del Partido Colorado -con 61 años ininterrumpidos en el poder, incluyendo los 35 de la dictadura de Alfredo Stroessner-, Fernando Lugo logró ganar las elecciones y abrir una nueva etapa.

Pero apenas decidió dar su salto a la política, alentado por los pedidos de ciudadanos y movimientos sociales, especialmente campesinos, el “obispo de los pobres” tuvo un dilema: presentarse con su pequeño partido Tekojojá (Igualdad) y perder, o tratar de ganar aliándose al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), una fuerza política tradicional opositora a la dictadura stronista. El fantasma de lo ocurrido en México, donde López Obrador denunciaba haber sido víctima de fraude, parecía bastante familiar en Paraguay. Por eso Lugo optó por aliarse con los liberales -capaces de proveer votos y garantizar que sean contados- y aprovechar la oportunidad -quizás irrepetible- de un Partido Colorado profundamente dividido entre Blanca Ovelar -la candidata de Nicanor Duarte Frutos, que al final de su mandato hizo una conversión discursiva al “socialismo humanista”- y Luis Alberto Castiglione, considerado el candidato “de la embajada” (de Estados Unidos). El trípode stronista gobierno-fuerzas armadas-Partido Colorado ya se había ido desarmando con la caída del dictador.
Y Lugo ganó. Pero con el costo de tener un vicepresidente liberal -Federico Franco- que luego se distanciaría del mandatario en medio de una división del PLRA, y al mismo tiempo carecer de una mínima base de apoyo propia en el Congreso: un diputado y unos dos senadores. Aunque desde la caída de Stroessner en 1989 hubo protestas importantes (como la de marzo de 2006 contra los planes reeleccionistas de Duarte Frutos), Paraguay estaba lejos de ser el Ecuador donde Rafael Correa tenía apoyo social para cerrar el Congreso y convocar a una Asamblea Constituyente, o la Bolivia donde Evo Morales tiene una enorme base social indígena-popular con amplia capacidad de movilización.
***
Lugo heredó además un país impregnado por la cultura política colorada donde la lucha por el control del aparato estatal es despiadada, como lo patentó el asesinato del vicepresidente Luis María Argaña en 1999 -poco antes de que el presidente Raúl Cubas renunciara amenazado por el juicio político-. Un personaje de esos años fue el militar populista de derecha Lino Oviedo, alguna vez protegido por Carlos Menem, y hoy líder de la Unión de Ciudadanos (o Colorados) Éticos que participó del golpe parlamentario.
***
La presidencia de Lugo se basó -al menos en sus inicios- en la política del poncho juru (en el centro, como en la boca del poncho). Pero aunque no hizo reformas consistentes, su gobierno fue -con contradicciones- un interlocutor de los campesinos y, por primera vez, dirigentes de izquierda ocupaban algunos ministerios. Ello causó suficiente inquietud en la elite empresarial para que a poco del golpe, el portavoz de los “brasiguayos” -terratenientes de origen brasileño-, Aurio Fighetto, declarara que con Lugo “los carperos (campesinos sin tierra que ocupan haciendas) estaban en el Palacio”. Con ese argumento se aprestaba a pedirle a Dilma Rousseff que reconociera al nuevo gobierno. Y su colega y presidente de la Asociación de Empresarios Cristianos, Luis Fretes, sostuvo con brutal honestidad: “Yo creo que Franco va a ser mucho más firme en lo que hace a respetar la propiedad privada”.
***
El tema de la tierra es clave para entender cualquier cosa que pase en Paraguay (80 por ciento de las tierras fértiles están en manos del 2 por ciento de los propietarios), lo que se suma a una variedad de negocios ilegales -narcotráfico, contrabando, secuestros- con ramificaciones en un aparato estatal permeado por diversas mafias.
El Paraguay actual no explota masivamente el tanino (quebracho colorado) que esclavizó a miles de campesinos en las haciendas, y el centro de su actividad económica ya no es la producción forestal o yerbatera.
Pero aunque esos productos fueron parcialmente reemplazados, la lógica del enclave regresó, de manera igualmente perversa, con un nuevo cultivo estrella: la soja. Las exportaciones sojeras suman más de 2.000 millones de dólares, alrededor del 40 por ciento de las exportaciones paraguayas. Hoy Paraguay es el quinto exportador mundial de aceite de soja. Y las fronteras entre legalidad y criminalidad son difusas. Por eso, en el norte del país ya se habla de “narcoganaderos”.
***
En medio de su extrema debilidad, Lugo tuvo que enfrentarse a una extemporánea guerrilla -el Ejército del Pueblo Paraguayo-, al parecer organizada por ex militantes del grupo Patria Libre (de donde también habrían salido los secuestradores de la hija del presidente Raúl Cubas Grau, Cecilia, finalmente asesinada en 2004) y con vínculos y finalidades no muy claras. Con un puñado de miembros, entre las acciones del EPP se contaron la destrucción de maquinaria agrícola de una hacienda sojera acusada de contaminar a todo un pueblo -en Concepción-, el ataque a un cuartel militar en San Pedro (la región donde Lugo fue obispo), la activación de una bomba en el Palacio de Justicia y -la más importante- el secuestro de los hacendados Luis Alberto Lindstron y Fidel Zavala en 2009, este último obligado a repartir carne a los pobres como “cortesía del EPP” antes de ser liberado previo pago del rescate después de tres meses de encierro. Todos estos hechos fueron reivindicados por la dirigente Carmen Villalba desde la prisión. Y algunos opositores no dudaron en acusar a Lugo de cómplice del EPP, ¡e incluso de ser parte de él!
A todo esto se suman los varios hijos del presidente que fueron apareciendo (pese a que se suponía que como obispo era célibe) y un cáncer que puso en juego su propia vida…
***
En ese marco, la supervivencia política de Lugo se pareció a un milagro: además del Congreso, tuvo en contra a la justicia, coto de la vieja política corrupta-prebendaria; a la burguesía fraudulenta que -aunque seguía haciendo negocios- desconfiaba del entorno izquierdista del mandatario; a los medios de comunicación que conspiraban sin pruritos a favor del juicio político y alentaban a diario el fantasma de Hugo Chávez, y al propio vicepresidente de la República. Así, sólo las divisiones de la derecha y la movilización popular (o más bien la amenaza de ella) lograron mantener en el gobierno al ex obispo.
***
Pero los problemas no surgían sólo del atrincheramiento de los partidos conservadores sino de la propia falta de unidad interna del gobierno. En el gabinete hay “desde obedientes discípulos del neoliberalismo en Hacienda, pasando por aprendices de represores en Interior, hasta supinos ignorantes en la materia en Agricultura y Ganadería, o bienpensantes ex militantes en carteras sociales. (Así) se logró lo que se tenía que lograr: desconcierto primero y desilusión después”, escribía el sociólogo Tomás Palau -recientemente fallecido- en el libro Gobierno Lugo. Herencia, gestión y desafíos (Base-is, Roxa Luxemburg-Stiftung, diciembre de 2009). Con todo, el sociólogo destaca que se creó la Coordinadora Ejecutiva para la Reforma Agraria y se logró redactar un informe de la Comisión Verdad y Justicia y el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra sobre tierras mal habidas, unos 8 millones de hectáreas. Además de comenzarse una reforma tendiente a garantizar una salud gratuita y universal.
***
La clave estaba quizás en lo que señalaba hace un tiempo el ex ministro Hugo Richer: “El gobierno de Lugo no puede calificarse como de izquierda, pero con Lugo la izquierda logró un espacio de crecimiento e influencia política que jamás tuvo en toda la historia paraguaya”. Eso podría parecer poco en Bolivia, Venezuela o Ecuador, pero es bastante para alertar a las elites en un país “vigilado” por una enorme estatua del líder anticomunista chino Chiang Kai-Shek. Y es imposible comprender los sucesos recientes sin la clave “anticomunista”, muy presente en la cultura política paraguaya de la mano de la secante dominación colorada, clave en el sostenimiento de Stroessner durante 35 años en el poder.
En los últimos años, varios grupos y movimientos pusieron en marcha el Frente Guasú (grande, en guaraní) que articuló desde socialdemócratas a marxistas, como base de apoyo -a veces crítico- al gobierno.
***
Pero -como ya era evidente en 2009- el juicio político estaba latente, a la espera de la oportunidad. En estos días se reveló que la propia embajada estadounidense en Asunción advirtió en 2009 que existía un plan para destituir a Lugo en cuanto el mandatario cometiera un error, y que el complot estaba encabezado por Lino Oviedo y Duarte Frutos para colocar a Franco en la presidencia del país (cable del 28-III-09, difundido por Wikileaks). Más allá de las simpatías estadounidenses con el nuevo presidente, el golpe parlamentario parece tener más que ver con causas internas -y formas brutales de disputa por el poder- que con el clásico “golpe de la CIA”.
El “error” en cuestión fue la reciente masacre de campesinos y policías por un conflicto de toma de tierras en Curuguaty y el posterior nombramiento como ministro del Interior del ex fiscal colorado Rubén Candia Amarilla. Esta designación desa¬gradó a la izquierda y profundizó la ruptura de los liberales, al tiempo que activaba la interna del Partido Colorado, que desconoció a Candia.
Como escribió el enviado de La Nación de Buenos Aires, los tres pilares de Franco son la Iglesia (que bendijo de inmediato al nuevo mandatario), el Congreso y los empresarios, sobre todo los agroindustriales. Se “olvidó”, sin embargo, de los medios. ABC Color, de la familia Zucolillo, formó parte activa de la conspiración anti Lugo y no pasaron días desde 2008 en los que no advirtieran sobre el peligro chavista. Ahora en los diarios salen columnas “nacionalistas” que leen la reacción de Brasil, Argentina y Uruguay como la reactivación de la Triple Alianza que masacró a los paraguayos en el siglo 19. Y dicen que la “raza paraguaya” vencerá.
Con Franco, los liberales llegan por primera vez a la presidencia y ahora podrán usar al Estado durante los meses que quedan hasta los comicios de 2013 para hacer campaña y mejorar sus posibilidades. Sin duda, como señaló el politólogo Marcello Lachi, “aquí la política no es refinada”. Y el control estatal (del empleo público) es clave para ganar elecciones. Por eso la impaciencia cuando faltaba poco para unos comicios en los que Lugo no tenía posibilidades de reelección.
Los colorados, por su parte, se entusiasman con volver al poder como el PRI en México, previo desprestigio de los liberales ahora solos en el poder. Hasta ahora lograron romper la Alianza Patriótica para el Cambio, y las encuestas les sonríen para el año que viene. “Si la izquierda y los liberales se presentan por separado a unas elecciones, los colorados ganan al menos con el 35 por ciento de los votos”, dice Lachi. En Paraguay no hay segunda vuelta.
***
Lugo -que primero abandonó rápido el cargo ante su destitución y no llamó a la movilización social- recuperó la iniciativa y anunció que recorrerá el país en busca de apoyo, denunció que se trata de un gobierno “trucho” y recibió un contundente respaldo de la región. Sin embargo, no está claro si con ello busca realmente liderar la resistencia a un gobierno ya instalado en el poder o comenzar su campaña electoral para ser senador en 2013.
*) Pablo Stefanoni, jefe de redacción de la revista Nueva Sociedad.

Nota: El cable de Wikileaks, llamándolo dos veces, solía verse (in english) en: http://wikileaks.org/cable/2009/03/09ASUNCION189.html

Read Full Post »

 Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

En 1884 José Martí fue lapidario: “…No se funda un pueblo como se manda un campamento…”.

En el siglo XIX, cuando el liberalismo y el capitalismo se consolidaban en Europa y los Estados Unidos, las vanguardias patrióticas latinoamericanas conquistaron la independencia, no mediante plebiscitos sino por medio de la guerra. Antes que líderes políticos, nuestros próceres fueron jefes militares habituados a mandar y a ser obedecidos. Los mariscales, generales y coroneles de la independencia y sus herederos se convirtieron en presidentes, senadores y alcaldes.
El mismo proceso histórico que engendró a la clase criolla y a los patricios dio lugar a las deformaciones estructurales que abrieron espacios a la oligarquía y a los sátrapas que asumieron las repúblicas como botín y fueron precursores de nefastas tradiciones políticas.
De las formas de gobierno
El presidencialismo nació en los Estados Unidos, donde el riesgo de crear un “rey sin corona” fue conjurado por George Washington que trabajó por impedir que la monarquía se trasladara a la república. Eso explica por qué entre la declaración de independencia en 1776 y la adopción de la Constitución en 1789 transcurrieron 13 años, en los cuales se debatió cómo evitar que el gobierno federal y el presidente tuvieran excesivas atribuciones. La solución fue: conceder las mayores prerrogativas al Congreso, separar los poderes del Estado y adoptar el federalismo.
Por su parte en Europa occidental, por temor al radicalismo republicano, se optó por establecer la democracia liberal sin repudiar a las monarquías se introdujeron los sistemas parlamentarios. Aunque ninguna de aquellas experiencias resultó perfecta, ambos modos de encarar el poder y la dirección de la sociedad en sus respectivos entornos han resultado viables.
En América Latina no ocurrió así porque no se adoptó lo uno ni lo otro y si bien siguiendo el modelo estadounidense se estableció el presidencialismo, fórmula ideal para los caudillos y la oligarquía, no concurrió el respeto a las constituciones, la separación de los poderes ni el compromiso del liderazgo con el país. A ello se añade la dependencia al capital extranjero y el sometimiento político a los Estados Unidos.
En otra parte de Europa, primero en Rusia con la Revolución bolchevique y luego en Europa Oriental se trató de evadir las reglas del parlamentarismo y el presidencialismo creándose gobiernos más o menos colegiados que en la Unión Soviética asumieron la forma de “Soviet” y de “Consejo de Estado” en los países del socialismo real.
La idea que prometía avances en el funcionamiento de la democracia fue abortada, entre otros factores por inconsecuencias y por la introducción de elementos en el sistema político que no resultaron eficaces, además de por concepciones equivocadas acerca del carácter del Estado y por el papel atribuido al liderazgo. Un elemento extremadamente perjudicial fue la creencia que para suprimir la democracia burguesa era preciso cuestionar la democracia en su conjunto.
Actualmente mientras en Europa, Estados Unidos y Asia apenas se discute la pertinencia de los sistemas de gobierno establecidos, en América Latina existe una intensa lucha a favor y en defensa de la democracia, que es ahora una bandera de la izquierda frente a los esfuerzos de la derecha oligárquica y pro imperialista por mantener sus privilegios y secuestrar el poder del pueblo.

Los intentos golpistas en Venezuela, Bolivia y Ecuador y los golpes de estado consumados en Honduras y Paraguay han relanzado el debate. Les prometo nuevos comentarios. Allá nos vemos.

Read Full Post »

 Anayeli García Martínez (CIMAC)

El movimiento estudiantil que se gestó para confrontar la candidatura presidencial de Enrique Peña Nieto se resiste a aceptar el triunfo del abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), proclamado el domingo por la noche por el Instituto Federal Electoral (IFE).

En una concentración masiva realizada ayer en la Estela de Luz, el Movimiento YoSoy132, conformado principalmente por universidades públicas, refrendó su rechazo al candidato priista.
Las y los jóvenes volvieron a tomar las calles, luego de que según los datos más recientes del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del IFE, Peña Nieto es el virtual ganador de la elección presidencial al obtener el 38.08 por ciento de los votos ante el 31.68 por ciento del abanderado del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador.
Con frases como “votamos como nunca, perdimos como siempre”, las y los manifestantes se dijeron “hartos” del fraude electoral y anunciaron que mantendrán su protesta para impedir el regreso del PRI a Los Pinos. Llamaron a la movilización pacífica y entre las frases más coreadas estaba: “Si hay imposición, habrá revolución”.
Hasta el momento el Movimiento YoSoy132 no ha definido acciones estratégicas claras, pero con gritos ensordecedores lanzaron insultos contra el virtual presidente electo de México.
Cerca de las 3 de la tarde, las y los jóvenes salieron con rumbo al Zócalo capitalino gritando la consigna “Enrique entiende, no eres Presidente”.
De acuerdo con una joven entrevistada, las instituciones “volvieron a fallar” al avalar la imposición de un candidato que no tiene interés por cambiar la situación de miseria y violencia en que está sumergido el país, lamentó.

Según la lista nominal del Instituto Federal Electoral 3 millones 687 mil 204 electoras y electores de 18 y 19 años votaron por primera vez.??Las estadísticas oficiales indican que este 2012 estará marcado por el voto de 10 millones 304 mil 172 personas de 20 a 24 años de edad; 10 millones 189 mil 101 de 25 a 29, y le siguen las personas de 30 a 34 años con 9 millones 716 mil 141 personas.

Read Full Post »

 PL

El candidato de las izquierdas mexicanas, Andrés Manuel López Obrador, ratificó hoy durante una alocución que para fijar su posición esperará los cómputos distritales y la calificación de la elección presidencial.

Como se comprenderá, añadió, no puedo aceptar ningún resultado hasta no tener la plena certeza de que se respetó el voto de los ciudadanos y no se falsificó la elección.
El pretendiente por el Movimiento Progresista hizo esa afirmación en respuesta a la información brindada la víspera por el Instituto Federal Electoral, que adelantó como virtual ganador de los comicios presidenciales a su contendiente Enrique Peña Nieto.
Peña Nieto es el representante de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista (PVEM).
López Obrador expresó que en estos momentos se comprueban las actas y recogen todos los testimonios sobre irregularidades, para luego proceder legalmente.
Convocó a todos los ciudadanos que simpatizan con su movimiento a que participen y den a conocer pruebas de anomalías cometidas antes, durante y después de la jornada electoral.
Asimismo, llamó a no bajar la guardia y a estar pendientes de los cómputos distritales del miércoles próximo.
Es nuestra convicción democrática y nuestro compromiso, continuó, respetar la voluntad popular y para ello es imprescindible que no quede ninguna duda de los resultados, por el bien de México y de nuestro pueblo.
Adelantó que la elección, a todas luces, no fue ni equitativa ni limpia.
Expuso que el candidato del PRI usó dinero a raudales, miles de millones de pesos, de procedencia ilícita, y rebasó, por mucho, lo permitido por la ley; al mismo tiempo que fue patrocinado por la mayoría de los medios de comunicación.
Manifestó su más profunda admiración y reconocimiento a los más de 15 millones de mexicanos que el día de ayer, dijo, expresaron con su voto el anhelo de abolir el actual régimen de corrupción, injusticias y privilegios.
También envió un saludo fraterno a los estudiantes, “que han sabido estar a la altura de las circunstancias y luchan por el derecho a la información, la justicia y la auténtica democracia”.

Read Full Post »

 

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

El no reconocer que el estado liberal atraviesa una crisis mayor sin precedentes y sobre cuya salida hay una gran incertidumbre especialmente entre los políticos en cómo superarla, lleva a pensar en un escenario donde todo es posible y nada se debería descartar. En Chile esta distorsión adquiere singular relevancia porque el país ha asumido en las últimas tres décadas la intervención externa como norma para adoptar modelos de desarrollo.

En la década de los años 70 del siglo pasado, Chile se convierte en un país paradigmático por el intento de llegar al socialismo mediante la vía electoral.
La tesis de vía electoral al socialismo, que hay que atribuírsela a un grupo de comunistas encabezado por Luis Corvalán y al intérprete político mayor de esa odisea, Salvador Allende, convierte al proceso chileno en un ejemplo que llega a influenciar a las izquierdas en Europa. (Ver Enrico Belinguer. Reflexiones Tras Los Acontecimientos en Chile. 1973)
Con un gobierno asumido bajo la coalición de izquierda llamada Unidad Popular que encabezaba el socialista Allende, la reacción para derribar ese gobierno consistió en un golpe de estado el 11 de septiembre de 1973.
Perpetrado desde la Casa Blanca en complicidad del conservadurismo local y del capital internacional, este golpe es paradigmático porque constituye la presa mayor de un proceso que no podía continuar. América Latina como zona de “influencia natural” de Estados Unidos entraba así en dos décadas de dictaduras militares y el control hegemónico de Estados Unidos en colusión con las clases capitalistas nacionales.
Es la década de 1970 donde emerge Richard Nixon y su asesor Henry Kissinger y la mirada de la supremacía estadounidense gira hacia el Asia y acabar con la guerra en Vietnam. En 1973, cuando se urdió ese golpe pocos se imaginaban que en menos de 20 años la ex URSS colapsaba. Lo paradigmático del caso chileno es su significación global.
En retrospección, por la violencia desplegada para erradicar direcciones políticas y militantes de izquierda hasta el borde del genocidio, por el resultado final de esa guerra, la dimensión del crimen no tenía justificación alguna.
La historia del Chile paradigmático sigue. Al comenzar la década de 1980, en plena dictadura militar se instala el ajuste estructural a la economía y se convierte en el ejemplo a seguir de lo que se tituló después modelo neo liberal.
Termina la dictadura en 1989 y asume un gobierno democrático encabezado por una coalición de centro-izquierda que excluye deliberadamente a una parte de la izquierda que se opone tenazmente al modelo, más específicamente al Partido Comunista, la Izquierda Cristiana y sectores del socialismo radicalizado.
La idea central de esa centro-izquierda consiste en no transgredir los umbrales de tolerancia política que exige el capital internacional. Chile es el país emblema de la política de los consensos.
Simultáneamente se inicia una transición hacia la democracia y Chile se consolida como el país de los ejemplos. La transición chilena es observada mundialmente y líderes de países como Estados Unidos (Clinton, Bush), o España (González) la alaban. Políticos y funcionarios de los diferentes gobiernos de la coalición de centro izquierda que gobernó 20 años son requeridos por gobiernos y organismos internacionales para que expliquen en qué consiste el modelo chileno de economía y su transición política.
El modelo comienza a estallar por el lado de la educación, de la desigualdad, de la falta de legitimidad en la representatividad política y cada vez más se palpa que el país socialmente se ahoga en un mar de contradicciones y problemas no resueltos.
Han pasado más de dos décadas y Chile se encuentra administrado por uno de los gobiernos más derechistas y regresivos en materia social que se tenga memoria, solo comparable al de la dictadura militar. Hay muchos que sostienen que la dictadura militar inclusive adoptaba una postura más populista para amortiguar las violaciones a los derechos humanos.
El golpe de estado a Fernando Lugo en Paraguay, así como la virulenta propaganda anti izquierdista contra Andrés Manuel López Obrador en México, más las manifestaciones del pinochetismo que no cede en Chile, incitan a revisar la tesis banal del “Nunca más un golpe de estado en América Latina”.
Más que tesis, la frase antojadiza surge de políticos eufóricos al calor de la apertura de los mercados internacionales y los tratados comerciales para formar una compacta zona de libre comercio en el hemisferio occidental. El empeño está asociado a mantener democracias funcionales a lo que terminó llamándose modelo neoliberal en el fondo impuesto para detener cualquier atisbo de insurrección o desviación de la paz indispensable para consolidar el mercado internacional
Este proceso se desarrolla en gran magnitud en la década de 1990 para darle continuidad y consolidación al proceso de ajuste estructural a las economías, que conlleva el “prurito” de privatizar servicios públicos, recursos estratégicos y desmantelar funciones de protección social en el estado. ´
Lo paradigmático de Chile se confirma en el tipo de interpretación de los problemas que surgen acerca del modelo económico. Se habla que el modelo se desplomó y se evita deliberadamente hablar de que es el estado liberal el que atraviesa una muy profunda crisis.
El estado (liberal) se traicionó a sí mismo en la década de 1980 por salvar al capitalismo global y al mismo tiempo destruyó sociedades que cuesta una enormidad reconstruir. La señal de cómo salir de la crisis no es clara. Chile ha navegado sus paradigmas entre la revolución y la reacción y ahora enfrenta el espejismo del “nunca más”.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: