Feeds:
Entradas
Comentarios

Ángeles Díez y los medios masivos de comunicación, como armas contra Cuba y Venezuela #Cuba

Crónica Popular

Paz y Amistad

La doctora Ángeles Díez, profesora del Departamento de Sociología I (Cambio Social) de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, acudió al Valdecarzana de Avilés invitada por la Asociación Paz y Amistad, para desarrollar el tema de la guerra mediática contra Cuba y Venezuela, sus objetivos, sus estrategias. Y, en efecto, demostró que es una estrategia, ataques sistemáticos y continuados en el tiempo, un lenguaje común en los medios masivos, frente a la independencia y soberanía de esos países.

La doctora Ángeles Diez, profesora del Departamento de Sociología I (Cambio Social) de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, acudió al Valdecarzana de Avilés invitada por la Asociación Paz y Amistad. © Tercera Información

La doctora Ángeles Diez, acudió al Valdecarzana de Avilés invitada por la Asociación Paz y Amistad. © Tercera Información

El interés en mantener permanentemente equipos periodísticos destacados en esos países (y no en otros), con recursos materiales abundantes, avala la tesis.

La profesora de la UCM mostró documentadamente los antecedentes más inmediatos de las “guerras mediáticas”, que prepararon el terreno para las guerras. Entre otros, citó los siguientes ejemplos:

  • La guerra hispano-norteamericana (denominada, equívocamente, hispano-cubana, pero que, en verdad, fue entre España y Estados Unidos), en la que se utilizaban, por ejemplo, en la prensa de USA caricaturas de los españoles muy grotescas preparando los acontecimientos de la guerra.
  • La primera guerra mundial, con uso abundante de la propaganda mediática y el nacimiento de las empresas de relaciones públicas, que en la actualidad mueven tanto dinero como la venta de armas.
  • La segunda guerra mundial y la abundante intervención mediática, tanto en el campo nazi y fascista, como en el de los aliados
  • Y las guerras de cuarta generación, en las que los medios tienen un papel clave.

Ahora, no son los gobiernos quienes protagonizan la propaganda abierta. Son corporaciones mediáticas, empresas que venden la mercancía-información, que venden ideas-ideología.

Ángeles Diez mostró los gráficos de Los dueños de la información II donde, por ejemplo, se comprueba que Prisa “ya no es española”, sino que el control pertenece a empresas norteamericanas que integran el capital de “Liberty”, y de otros conglomerados mediáticos, que hacen visible los intereses por los que se mueve la información-mercancía, y el escaso papel de los periodistas independientes, y el mayoritario papel de los para-periodistas.

Los utensilios utilizados como técnicas en la “guerra mediática” contra Cuba y Venezuela no por sabidos dejan de merecer un repaso que la profesora realizó con ejemplos prácticos de los últimos tiempos, en los que se muestra la demonización de líderes, la repetición de tópicos de forma permanente y masiva, la creación de estereotipos simples, y el uso de imágenes para conformar las claves de esa guerra.

Tales técnicas tienen como objetivo quebrar la soberanía propia de Cuba y Venezuela. Para la profesora Díez está claro que no se ve ninguna aparente razón para estos ataques si no es el mal ejemplo de Cuba en su opción de Independencia y la influencia decisiva de esa no claudicación de Cuba en el surgimiento de otros referentes de autonomía como Venezuela, Bolivia, Ecuador.

Pero, al mismo tiempo, resulta que los ataques, no son sólo contra Cuba y Venezuela, sino que es una guerra también contra nuestra conciencia, contra quienes piensan que se puede vivir de otra forma, con justicia y dignidad.

Medidas de defensa

Para defenderse de esos ataques esbozó algunas medidas, que van desde tejer una Red para llegar a las fuentes de información y compartirlas, hasta educar en comunicación, para saber leer las noticias y sus códigos, darle la vuelta a la mercancía-información, seminarios, talleres de lectura de medios, para seguir las recomendaciones de Noam Chomsky de poner siempre a los medios de comunicación de masas bajo sospecha.

El hecho concreto de que Cuba presida ahora la CELAC, el mayor instrumento de integración latinoamericana, en cuya creación Venezuela fue protagonista principal, o que en su territorio se esté favoreciendo la conversación entre el gobierno colombiano y una de las guerrillas, también con el auspicio fundamental de Venezuela, así como que, en camino contrario, estos días Santos en Colombia haya recibido a Capriles, y se interprete como un acto contrario a la Paz en Venezuela (con 11 muertos y asaltos a centros de salud en responsabilidad de Capriles), así como el estatus de terrorismo de Cuba en la Unión Europea, o del tratamiento de fuerza beligerante a la guerrillas colombiana, son temas de actualidad que pueden ser interpretados a la luz de las tácticas y estrategias de la guerra mediática, que tiene su base en Estados Unidos, y, principalmente, en las corporaciones empresariales de la comunicación que tiene, en la guerra militar una de sus fuentes de dividendos.

En el debate que siguió a la intervención de la profesora Ángeles Díez, la Asociación Paz y Amistad de Avilés se hizo eco del tema de actualidad local más preocupante: la intención del gobierno del PSOE en Asturias de eliminar a Cuba como país prioritario de la cooperación asturiana. A juicio de la Asociación Paz y Amistad de Avilés, esta medida del gobierno asturiano del PSOE rompería la tradicional, histórica y cultural relación entre Cuba y Asturias, respondería a las intenciones de algún responsable institucional del PSOE muy anticubano, y perjudicaría el futuro de esas relaciones, al “castigar” inmerecidamente los esfuerzos cubanos por transmitir la más eficaz de las solidaridad en decenas de países donde tienen 38 mil profesionales de la salud laborando y aportando en los lugares más recónditos como ha reconocido la OMS. Se trataría, pues, de un segundo castigo el cumplimiento por Cuba de las metas del Milenio, mientras que España y Asturias no las cumplen, pese a haberse comprometido a ello.

Comments RSS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: