escribidorYo no pude estudiar periodismo. Me hubiese gustado, pero eran muy poquitas las plazas y siempre fui demasiado regado en la escuela. Al final el escalafón no me alcanzó para mucho – porque yo fui de aquellas víctimas del famoso escalafón que luego eliminaron durante la “Batalla de Ideas” – y terminé quemándome las pestañas en otra cosa que no me gustaba, pero que me decían era más necesaria y bla, bla, bla… (más…)